Tralka Estudio

EDITORIAL

“Aquí se encuaderna” 

Antes que todo, encuadernamos. La posibilidad que ofrece esta plataforma digital en llegar “más allá”, a rincones alejados e inhóspitos, nos motiva a seguir trabajando en aquello que sabemos y amamos: plegar papeles, trabajar en diversos materiales, rotular en dorado, pegar, cortar y por supuesto experimentar. 

Alimenta nuestro sentido de trabajar divirtiéndonos, siendo felices con nuestros espacios, testeando sustratos, tintas y trazos; escuchando algo de hip-hop, jazz y folclor, cocinando con los amigos, porque primero es nuestro espacio próximo, análogo y humano. 

Luego, nos aventuramos en ediciones, producción de volúmenes y todas las artes vinculantes que contiene el complemento de un volumen: diseño, diagramación, edición, impresión, proyección, encuadernación, marmoleadores, imprenteros y muchos otros actores involucrados. 

Y al final, lo que nos dice nuestra intuición: deseamos que este proyecto colectivo germine para poder implementar escuelas de oficios, con un sentido social, de integración y trascendencia de este centenario oficio.  

Nos guían “los sabios de la tribu”, los cuales sustentan nuestros principios, valores y creencias: Humberto Maturana, Francisco Varela, Adriana Hoffmann, Gastón Soublette, Gabriel Salazar, Alejandro Aravena, Claudio Naranjo, Clotario Blest, Paulo Freire, Alejandro Jodorwsky, Mauricio Amster, Mariano Muñoz – Hidalgo y tant@s otr@s pensador@s, filósof@s y sabi@s que tomamos como referentes e inspiradores para trabajar y poder reflexionar nuestro quehacer con una mirada crítica. 

¿Por qué estos sabios? Porque creemos que la autopoiesis de Maturana entre mezcladas con la sabiduría de Soublette, la pedagogía de Freire y la perspectiva histórica de Gabriel Salazar nos permite profundizar el oficio en sus diversas dimensiones. 

Porque sentimos que hoy, año 2021 , es necesario volver a conectarse con la dimensión material, humana y de trascendencia espiritual que puede otorgar la creación material de un volumen, balanceando la contaminación digital, y su adicción, muchas veces nociva, para el desarrollo humano. 

Porque creemos que Tralkan, palabra de origen mapudungun que significa Trueno, puede simbolizar nuestro espíritu; evocando los portentosos rumores de la psique, la palmada que despierta la atención de nuestra consciencia adormecida y nos conecta con lo real, lo manual y material.

error: Content is protected !!